El basilisco existe.

13 Mar

Y no mata con la mirada.

Sí: es este curioso animalito que tenemos aquí abajo.
El basiliscoLos basiliscos son un género de lagarto de la familia de las iguanas que mide hasta 75 cm de longitud. Habita cerca de los ríos en las selvas tropicales de América Central y América del Sur. Come insectos, invertebrados y pequeños vertebrados como serpientes, pájaros y peces.

Algunos de los miembros de este género como el basilisco común o el basilisco de franjas tienen una curiosa habilidad: cuando se sienten amenazados por la presencia de un depredador son capaces de huir corriendo sobre el agua hasta 20 metros sin hundirse, como podemos apreciar en esta foto. Los basiliscos poseen unas membranas en sus patas traseras que se expanden, aumentando así la superficie de apoyo, lo que les permite huir con rapidez cuando se sienten amenazados. Si el animal afronta el peligro, comienza a correr muy rápidamente sobre la superficie de un río o un lago, entonces las aletas de sus patas traseras se abre, permitiendo aumentar su superficie de apoyo y así correr sobre el agua. Sin embargo, al decrecer su velocidad, el basilisco se hunde y tiene que nadar del modo normal de cualquier otro lagarto.

Por esta curiosa habilidad ha recibido el nombre de “Lagarto de Jesucristo”.

Basilisco Harry

Como podéis comprobar, el basilisco es este pequeño lagarto, y no aquella criatura mitológica que todos conocimos con Harry Potter (como podréis recordar todos en la imagen de la derecha).

El basilisco que en esta película nos presentaron (y quizás la fuente más cercana que hemos tenido algunos hasta ahora sobre su existencia en un mundo ”mágico”) es una especie de serpiente de enormes dimensiones -15 metros-, muy agresivo, y con el poder de matar con una sola mirada. La única forma de escapar del basilisco sería matarlo con su propio veneno, dejarlo ciego para poder huir o hacer que éste vea su imagen reflectada en una superficie como un espejo. Complicado, sí. Mejor no enfrentarse con ninguno, no al menos sin una varita en mano.

En el siglo VIII, el basilisco era considerado una serpiente dotada de una cresta con forma de corona en la cabeza, siendo el animal en sí de tamaño variado. Supuestamente, el basilisco nacía de un huevo de serpiente o sapo empollado por una gallina.

Autores como Lope de Vega o Quevedo se refirieron a tan maligno monstruo en sus obras.

Desmentido el mito sobre la existencia o no del basilisco propiamente dicho, os dejamos con unos vídeos sobre el verdadero (el llamado Lagarto de Jesucristo) ”andando” sobre el agua. ¡Las imágenes son realmente sorprendentes, merece la pena echarles un vistazo!

Basilisco caminando sobre el agua

Basilisco caminando sobre el agua (epic version)

 

Alejandra Rovira Marcos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: