18 meses sin cabeza

27 Mar

Nos enteramos de esta insólita historia gracias a uno de nuestros lectores y no podíamos quedarnos sin compartirla con todos vosotros. ¡Atentos!

Nos trasladamos hasta Fruita, una ciudad de 6.400 habitantes de Colorado (Estados Unidos), que apenas sería noticia si no fuera porque allí nació y creció su ciudadano más famoso: el gallo Mike. Pero Mike no es un pollo cualquiera. Ha pasado a la historia por ser el único animal que ha vivido más de un año sin cabeza, exactamente 18 meses, gracias a los cuidados y mimos de aquéllos que, en su día, le seccionaron la mayor parte de su cabeza con la única intención de preparar una suculenta cena.

Todo pasó el 10 de septiembre de 1945 cuando el dueño de Mike, Lloyd Olsen, fue enviado por su mujer a buscar un pollo para la cena. Olsen escogió al que se convertiría en el famoso Mike, ese día Mike era tan solo un joven gallo de cinco meses y medio y uno de los más cebados del granero.

Olsen, como siempre, levantó el hacha con cuidado intentando dejar la mayor parte del cuello posible -la zona que más le gustaba a su suegra- y le cortó la cabeza. Hasta aquí todo normal. Después de ser decapitado, el pollo dio unos pasos y se fue al corral con las demás aves. Mike agitaba sus plumas e incluso intentaba esconder lo poco que quedaba de su cabeza bajo el ala. También quiso piar aunque el único sonido que podía emitir era un leve gorjeo procedente de su esófago abierto.

Al día siguiente Olsen pudo comprobar que Mike seguía vivo y se dió cuenta de que le convenía bastante más alimentarle y dejar que siguiera viviendo. Lo cuidó y lo alimentó, proporcionandole granos de maiz y leche. Este, en vez de desfallecer fue ganando peso, pasando de 1 kilo a más de 3.

Ahora mismo todos os estaréis preguntando como es posible y lo mismo hacía la gente en esa época, acusando a Mike de un fraude, por lo que tuvo que llevarle a la universidad de Utah en Salt Lake City.

La explicación fue sencilla: el golpe nada certero le había dejado intactas la yugular, gran parte del cerebro y un oído, por lo que podía vivir.

Olsen se dió cuenta del potencial de toda esta situación y decidió exhibirlo por todo el país presentándolo como un auténtico milagro. Se pagaban más de 25 centavos por verlo correr y observar su cabeza flotando en un frasco de formol. Llegó a ganar 4.500 dólares al mes.

Había nacido una estrella. Revistas como Life o Time se hicieron eco de la increíble noticia, así que el ejemplo cundió y otros granjeros comenzaron a cortar cabezas a sus pollos para ver si ocurría lo mismo. El que más vivió fue uno llamado Lucky, pero no pasó de los 11 días.

La vida de Mike se apagó una noche de marzo de 1947, en un motel de Phoenix, Arizona, Estaba en el viaje de vuelta a casa tras la gira. Al parecer Mike murió asfixiado por un grano de maíz,

Como los Olsens habían olvidado su comida y sus jeringas de limpieza en la caseta el día anterior, no pudieron salvarle. Lloyd Olsen alegó que había vendido al animal, de modo que surgieron historias sobre Mike por todo el país hasta 1949. Otras fuentes, entre las que se encuentra el Libro Guinness de récords mundiales, afirman que la tráquea del pollo no podía obtener el aire suficiente para poder respirar; así que fue estrangulado en el motel.

Actualmente Mike, el pollo sin cabeza, tiene un notable reconocimiento en Fruita, Colorado, ya que anualmente se celebra una fiesta en su honor (“Mike the Headless Chicken Day”). Desde 1999, cada tercer domingo de mayo se organizan una serie de actividades entre las que se incluyen “5K Run Like a Headless Chicken Race”, “egg toss”, “Pin the Head on the Chicken”, “Chicken Cluck-Off” y “Chicken Bingo”. Incluso se ha editado un libro con sus mejores fotos y una escultura con su nombre se levanta en pleno centro. Hasta tiene página en Internet (www.miketheheadlesschicken.org). Todo ello para celebrar «el coraje y las ganas de luchar de Mike».

Además la banda Radioactive Chickenheads compuso una canción sobre Mike.

 

Sofia Sánchez Irazusta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: