Elefantes sin colmillos.

7 Abr

Instinto de supervivencia.

Los elefantes del Parque Nacional de Gorongosa, en Mozambique, tienen una rareza fisonómica que los hace especiales en África. En este parque se ha observado una creciente población de paquidermos que carece de colmillos o los tiene excesivamente cortos.

¿La razón? ”Los veterinarios afirman que el estrés ha acabado con sus colmillos“, responde el director del centro, Mateos Mutemba. Los animales aprendieron que portar marfil es un riesgo frente a la amenaza de los cazadores.

Durante los últimos 20 años mas de 700,000 elefantes africanos han sido cazados, para satisfacer la demanda mundial del marfil, eso es más de la mitad de los elefantes del continente, sacrificados solo por sus colmillos. Enfrentados a esta presión de supervivencia, un proceso de selección artificial entró en juego ya que de vez en cuando un elefante nace sin colmillos, sin valor para los cazadores furtivos, sobreviven para engendrar descendientes carentes de estas estructuras. La presencia de elefantes genéticamente sin colmillos está en aumento.

Por otra parte -y recorriendo mundo- Zhang Li, investigador de la Universidad Normal de Beijing, China, afirma que cada vez nacen más elefantes asiáticos sin colmillos debido a la caza furtiva para apoderarse de su marfil. El zoólogo, profesor asociado del centro, ha encabezado desde 1999 una investigación sobre todo lo ocurrido en la reserva natural de Xishuangbanna, donde habitan las dos terceras partes de los elefantes de China y donde se han presentado los mismos casos en los elefantes.

Zhang explicó:

”existe una modificación genética natural que provoca que algunos elefantes machos nazcan sin colmillos. Esta transformación genética solía darse entre el 2 y el 5 % de los miembros de una manada. Pero, actualmente, este porcentaje ha incrementado hasta alcanzar entre el 7 y el 10 %” .

En el año 1974, antes de la independencia de la hasta entonces colonia portuguesa, este parque mozambiqueño tenía la mayor densidad de animales de todos los parques africanos. Tras la independencia, en 1977, el país vivió hasta 1992 un conflicto interno entre las huestes de Frelimo y Renamo que desembocó en una guerra sangrienta que asoló especialmente las zonas rurales y las reservas de animales.

En Gorongosa el conflicto fue especialmente cruento y las guerrillas encontraron en el marfil de los colmillos de los elefantes una forma de pagar sus gastos armamentísticos.

Pero los colmillos no son el único cambio: los paquidermos muestran aún un cierto recelo a los humanos. Una de las víctimas fue Montinho, uno de los guías del parque, que en 2009 vio junto a seis turistas como su coche era embestido por un elefante. Observaba a una manada cuando les embistió por detrás un macho hasta volcar el vehículo.

Desde la redacción de Quítame La Correa queremos plantearos a todos una pregunta:

¿Hasta dónde llega la crueldad, la codicia y el odio de los humanos? Durante la realización de esta entrada hemos podido conocer testimonios de organizaciones como PETA o Greenpeace -a cada cual peor- sobre el tráfico de marfíl.

La realización de esta entrada -en principio simplemente curiosa- no ha sido plato de buen gusto desde el momento en el que hemos tenido que investigar más a fondo, e incluso pensamos en no publicarla. Pero creemos que esto TIENE QUE ACABAR: tiene que haber una firme denuncia contra este tipo de barbaries y por ello no vamos a dejar de daros la opción de que veáis determinadas imágenes (muy explícitas y de una dureza extrema) para que realmente os deis cuenta de que, lejos de parecer una noticia simpática, hay una verdadero drama detrás de que los elefantes hayan tenido que adaptarse para sobrevivir al hombre.

Avisamos de nuevo sobre la dureza de las imágenes, abstenerse lectores sensibles.

1 2 3 4

Aquellos que deseen profundizar más en el tema, pueden encontrar imágenes con solo buscar en Google, nosotros no queremos poner más, ya tenemos bastante con todo lo que hemos podido ver por hoy.

Después de haber visto las imágenes, ¿puede alguien defender la idea de tener unos cuernos como estos en casa -a modo de trofeo, por lo que hemos podido comprobar- a cambio del sufrimiento de estos animales ?

DESDE AQUÍ PEDIMOS RESPETO POR EL MUNDO ANIMAL.

 

Alejandra Rovira Marcos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: