CON OJOS EN LA ESPALDA

8 Abr

Lorena Lafita Luna

ELLOS SI MARCAN LA DIFERENCIA

A  diferencia del resto de las aves, que carecen de pabellón auditivo externo, los búhos y otras rapaces nocturnas poseen una especie de orejas que les ayudan a detectar una presa en la oscuridad de la noche. Con objeto de localizarla con precisión, la rapaz mueve la cabeza de un lado a otro con una extraordinaria facilidad, y esto alentó la creencia de que, si una persona daba vueltas alrededor de un búho, podía provocar que estas aves se troncharan el cuello. Lo cierto es que el búho real y el chico pueden girar la cabeza hasta 270 grados y que, gracias a esto, abarcan un campo de visión de 360 grados sin necesidad de moverse de sitio.

La mayor parte de los búhos tienen los ojos rodeados por un disco facial de plumas rígidas que dan la impresión que tienen cejas. Dado que pocos búhos capturan sus presas a plena luz del día, su oído es especialmente importante. Muchos búhos tienen el cráneo asimétrico, con las aberturas auriculares a diferentes alturas; esto les permite localizar a sus presas por los ruidos que producen.

La distribución de los búhos y lechuzas abarca todo el planeta, a excepción de la región antártica; la lechuza común tiene una de las distribuciones más extensas de todas las aves vivientes. Los hábitos de anidación de los búhos son notablemente variables. Algunos anidan en agujeros de los troncos o entre las rocas, otros hacen grandes nidos en los árboles y otros, como los mochuelos excavadores o lechuzas vizcacheras, anidan en el suelo.

Todos ponen huevos de color blanco. Los búhos se alimentan en exclusiva de animales vivos, y el tamaño de su presa es proporcional al tamaño de cada especie; sus presas potenciales son desde insectos hasta mamíferos del tamaño de una liebre. Unos cuantos se alimentan únicamente de peces. Comprimen y regurgitan en forma de egagrópilos las partes indigeribles de su alimento, como huesos, pelo y plumas; el análisis del contenido del egagrópilo permite identificar la especie a la que pertenecía la presa.

 Al caer la noche, esta ave emerge lentamente de su sueño diurno. Descansa en una rama de árbol en la oscuridad y utiliza su agudo sentido del oído para recoger los sonidos emitidos por su presa. Ocasionalmente da un giro de tres cuartas partes a su cabeza para buscar su próximo alimento. Una vez que localiza a su víctima, lanza un ataque sorpresivo acercándose en silencio a su presa. ¡Este hábil cazador es un búho!

Existen más de 200 tipos diferentes de búhos. Pueden encontrarse en todas partes excepto la región de la Antártica. La mayoría de los búhos son activos de noche. Sin embargo, existen unas pocas especies; como los búhos de la nieve que viven en el Artico, que cazan a plena luz del día. Los búhos generalmente viven solos o en pareja. Durante la época de apareamiento, sin embargo, los búhos pueden reunirse en grupos. Un grupo de búhos es llamado un parlamento.

     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: