Naoto Matsumura.

24 Abr

El San Antón japonés.

Cuando Naoto Matsumura llegó a trabajar a la Central de  Fukushima en 1971, lleno de ilusiones y esperanzado porque podría tener una vida mejor al ganar más dinero, nada le hacía suponer que sería una de las víctimas de un  terremoto y un  tsunami, seguido de una gran cantidad de fugas radiactivas procedentes de la central.

 

 

Este japonés es, desde marzo del año pasado, el único habitante de la ciudad, después de decidir quedarse en ella para evitar que todos los animales domésticos abandonados allí por sus dueños murieran de inanición.

Primero evacuó a su mujer y a sus dos hijos, y se quedó para poner a salvo sus propiedades, pero al observar como sus vecinos se iban dejando a su suerte a los animales con los que vivían, pensó que no podía abandonarles, y ahora dedica su día a día a cuidar a perros, gatos, patos, caballos, vacas, cerdos y a un avestruz que vive en el patio de una escuela de primaria.

Este pequeño gran hombre ha decidido quedarse en la zona, a pesar de saber que acabará contrayendo cáncer en 3 ó 4 años, porque pensó que si se marchaba, todos los animales morirían. A pesar de que los niveles de radiación en toda la zona, superan en cientos de veces el límite aceptable en personas, Naoto ya no lleva el traje de protección ni los guantes, y ha dejado de leer el pequeño medidor de radioactividad, porque dice que se sabe de memoria la cantidad de radiactividad que hay en cada  calle, plaza o edificio.

Naoto se alimenta de comida en lata comprada por él, y su honestidad le impide entrar en las casas abandonadas a coger cosas que le ayudarían a llevar una vida mucho más cómoda, porque piensa que esas cosas no le pertenecen.
La  honestidad de este hombre y su inamovible orden de valores, nos hace pensar en tantos casos de corrupción que estamos leyendo diariamente en la prensa, y  nos gustaría saber qué valores les han transmitido a estos hombres que, aún en situaciones límite,  se sienten obligados a devolver a las autoridades el dinero que encontraron entre los escombros, a pesar de saber que sus dueños nunca volverán.
Sale de vez en cuando a comprar provisiones, y paga su gasolina a pesar de estar rodeado de muchos coches abandonados con el depósito lleno, porque siente que no es suyo.

Sólo imaginar que la gran mayoría de nosotros fuéramos capaces de mostrar una mínima parte de la consideración que Naoto Matsumura tiene hacia los demás animales, haríamos de este mundo no un lugar mejor, si no un lugar maravilloso.

Os dejamos con su página de Youtube, en la que hay una gran cantidad de vídeos de Naoto. Aunque estén en japonés, la belleza de las imágenes habla por sí sola.

 

Alejandra Rovira Marcos.

Anuncios

3 comentarios to “Naoto Matsumura.”

  1. Javig abril 24, 2012 a 11:39 pm #

    Me declaro fan oficial de este blog!! Me parece la mejor manera de enterarme de todos los cotiyeos del mundo animal!

    • Quítame la Correa abril 24, 2012 a 11:51 pm #

      Muchísimas gracias por seguirnos, Javi.
      Esperamos poder seguir informandote sobre el mundo animal!
      Muchos besos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La historia de un héroe: Naoto Matsumura « ☆ Have U had your Adi today? ☆ - junio 28, 2012

    […] Quítame La Correa Comparte:MásMe gusta:Me gustaBe the first to like this. Filed under Para despejar la mente and […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: