Christian, El León

30 Abr

Hoy vamos a compartir con todos vosotros la conocida historia de un león llamado Christian, si no la conocéis preparaos para emocionaos como la primera vez que la vimos todas nosotras.

Todo empezó en 1969 cuando John Rendall y Anthony Bourke, dos australianos residentes en Londres, descubrieron estupefactos que en la sección de animales exóticos de los grandes almacenes Harrods se encontraba a la venta un cachorro de león. Preocupados por las duras condiciones de vida y el magro futuro que le esperaba al animal de seguir en ese lugar, decidieron comprarlo, llevárselo a casa y cuidarlo. Le instalaron en el sótano de una tienda de muebles llamada Sophistocat, situada en Chelsea, lo llevaban a comer a un restaurante llamado Casserole y jugaban con el en el patio de una capilla.

El pequeño león que no pesaba más de 16 kilos, fue bautizado con el nombre de Christian. Después de un año y cuando el león llego a pesar 84 kilos, sus amos decidieron llevarlo a vivir en un lugar mucho mas idóneo. En una oportunidad John & Ace conocieron a Virginia McKenna & Bill Travers, que habían alcanzado la fama poco antes gracias a la película Nacida Libre, quienes les sugirieron que dejaran al cachorro a cargo del naturista George Adamson, quien tenía un orfanato para gatos salvajes en el Parque Nacional de Kora, en Kenia.

Antes de soltarlo debieron acostumbrarlo, poco a poco, a vivir sin los mimos y la protección de los que hasta entonces habían sido sus cuidadores. Para ello recurrieron a un viejo león llamado Boy y a un cachorro hembra de nombre Katiana con los que esperaban que formara el núcleo de una nueva manada, lo acompañaban a sus paseos por la llanura africana y de regreso a su aposento con los otros animales.

Gracias a la paciencia y la sapiencia de George Adamson, finalmente, Boy & Kitania lograron ser la primer manada de Christian; fue en ese momento que John & Ace decidieron decir adiós y permitir que su amado amigo continuara con su nueva vida en África de la mano de George.

Christian y su familia salían a diario a explorar su territorio; un día regresaron a casa sin Kitania. Boy y Christian le indicaron a George donde se había perdido la cachorra, Adamson regreso por varios días al área, pero no tuvo la suerte de hallarla, al parecer fue devorada por los cocodrilos. Con el terrible deceso de Kitania y la tristeza de Boy por aquella perdida, llegan al albergue dos jóvenes leonas Yuma y Jesica; de este modo Christian encuentra dos nuevos miembros para introducir a la manada. Suceden numerosos hechos dolorosos para Christian ya que queda solo y como él único superviviente de la manada original. (La siguiente hembra que introdujeron en el grupo también pereció, en este caso a manos de leones salvajes y por desgracia la edad pasó factura a Boy, que perdió la capacidad para relacionarse con otros leones y con los humanos e incluso llegó a atacar a uno de estos. Como consecuencia, Adamson se vio en la obligación de sacrificarlo para evitar males mayores.)

En 1974 enterados John & Ace de estos hechos, regresan a Kenia para visitar a su amigo por ultima vez; de este reencuentro entre los australianos y el león es que data este precioso video, tan visitado y glorificado por todos quienes creen acérrimamente en el amor incondicional e inagotable entre los amos y sus mascotas, y lo ponen como modelo a seguir para nuestros semejantes.

Como habéis visto el encuentro fue todo el éxito. Os dejamos otro video más extenso sobre el encuentro con Christian, impresionante!

Toda esta historia quedo documentada en la película “The Lion at World’s End.” Esta película también muestra las leonas, Mona, Lisa & Supercub dándole la bienvenida a los dos australianos bajo la influencia de Christian y después compartiendo las tardes en la colina rocosa. En esta película, el director, muestra el contrastante entre libertad de Christian y la cautividad de sus padres en aquel zoológico londinense.

Pero la vida tiene malos finales… George Adamson se quedó en Kora durante catorce años más, reintroduciendo a otros leones; hasta que en 1989 fue asesinado. “Quince leones visitaron al conservacionista británico George Adamson la noche anterior a su muerte, ocurrida el 20 de agosto. Él había afirmado que ellos eran “su mejor defensa contra los bandidos”. No siguió los consejos del Gobierno que le invitaban a abandonar su campamento en Kenia ante el peligro de los furtivos, y los primeros rayos de sol no ahuyentaron a los bandidos somalíes que merodeaban por allí. Adamson apareció acribillado a balazos en su Land Rover, tras acudir a auxiliar a un colaborador. Nueve años antes, un sirviente había asesinado a su ex mujer, Joy, autora del éxito de ventas Nacida libre, que inmortalizó a la pareja de naturalistas.

Sus restos mortales descansan allí, en la sabana. En su honor se fundó el George Adamson Wildlife Preservation Trust, que opera en Kenia y Tanzania reintroduciendo y recuperando especies salvajes en aquella parte de África.

Sofía Sánchez Irazusta.

Anuncios

4 comentarios to “Christian, El León”

  1. Beatriz abril 30, 2012 a 4:10 pm #

    Qué bonito!! Ya había visto el video y me encanta. Con toda la historia y las fotos me gusta aún más. Precioso!

  2. María Irazusta mayo 1, 2012 a 3:17 pm #

    El vídeo es maravilloso. Cómo reconoce a sus antiguos dueños y las muestras de cariño son preciosas. Resulta muy interesante que contéis la historia entera, aunque sea muy triste.

    • Quítame la Correa mayo 6, 2012 a 10:53 pm #

      Por desgracia tenemos que contar historias tristes.
      Nos alegra mucho que te gustase el video, gracias María.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: